Tel:: 981.718.059
Hotel Rústico **

Casa do Vento 

Availability
RATESSeasons
LOWMEDIAHIGH
Room / night:53 €59.50 €66 €
HIGH SEASON
(Easter, from the 1st of July to the 15th of September, Christmas)
* Suite: €79.
* Double bedroom: €66.
* Single bedroom:€53.
* Extra bed: €16
* Breakfast: €4.50.
MEDIUM SEASON 
(Carnival and bank holidays)
* Suite: €72.50.
* Double bedroom:€59.50.
* Single bedroom: €49.
* Extra bed: €15
* Breakfast: €4.50
* Full house (16 pax.) Mínimum 2 days: €400 per day
 
LOW SEASON
(Rest of the year)
* Suite: 66€.
* Double bedroom: €53.
* Single bedroom: €43.
* Extra bedroom: €14.50
* Breakfast: €4.50.
* Full house (16 pax.) Mínimum 2 days: €360 per day.
 
 
Compartir en

Environment´s information

Zas forma parte de la Tierra de Soneira, una comarca que limita al norte y al oeste con el Océano Atlántico, al noreste con la Comarca de Bergantiños, al este con la Comarca de Xallas y al sur con las Comarcas de Xallas y Finisterre. Además del municipio de Zas se encuentran los de Camariñas y Vimianzo.
Camariñas, pueblo pesquero con una costa y gastronomía notables, es famoso por la artesanía del encaje de bolillos y cuenta desde 1996 además con su propio Museo del Encaje, que sirve de homenaje también a las artesanas “Palilleiras”. Además hay otros museos: el del Faro Milán, el Etnográfico y el Museo de Alemán. Puede el turismo ver igualmente las ruinas del Castillo do Soberano, el Foxo dos lobos y el Santuario de San Roque. También sugerimos el Paseo da playa de Arou, la Zona recreativa do Ariño, y el denominado el Cementerio de los ingleses. Además cabe contemplar los Pazos como los de O Mouro, o el de Paxariña.

El municipio de Vimianzo destaca en la producción de madera de pino y eucalipto así como por sus centrales hidroeléctricas de Foxo, Ganoso y Carantoña. Respecto a su patrimonio histórico-artístico sobresale el castillo de Vimianzo (siglos XIII-XV), visitable y con una una muestra permanente de artesanía tradicional. Sus excelentes mariscos se cocinan maravillosamente en sus restaurantes, en los que también hay caldeirada de pescado. Recomendamos igualmente visitar el Pazo de Trasariz, los molinos de los Batáns de Mosquetín, San Bartolo, la Necrópolis de Tines, la Pedra Cuberta, Casota de Frenas, Piedra del Arca, Pedra Moura, el Monte Faro, etc.

SITUACIÓN Y COMUNICACIÓN

El municipio de Zas ocupa un estrecha franja de terreno muy alargada en el sentido norte sur, entre Baio y el embalse de Fervenza. La distancia en línea recta entre ambos extremos es de 22 kilómetros. Por el norte, por Baio, pasa la carretera C-552 de A Coruña a Fisterra, a 60 kilómetros de la ciudad de la Torre de Hércules. Por el sur es la LC-441 de Santiago a Muxía por Negreira, la que atraviesa el término de Zas. Para comunicarse con Compostela la ruta más directa es la carretera C-545 de Santiago a Santa Comba por Portomouro. De Santa Comba sigue a Baio atravesando la capital municipal. Otras pequeñas carreteras enlazan las parroquias y lugares del ayuntamiento entre sí y con los ayuntamientos vecinos. Estos son el de Cabana y Laxe al norte, el de Coristanco y Santa Comba al naciente, Mazaricos al sur y Vimianzo al poniente.

GEOGRAFÍA

La superficie de Zas es suavemente ondulada, sin grandes contrastes, aunque en el límite con Santa Comba se halla el Pico de Meda de considerable altura (566 metros). Hacia el norte las cotas van descendiendo, sobre todo al irse formando el valle del río Grande El clima, dentro de las características generales de las comarcas de esta parte de la provincia, es templado y húmedo, acentuándose esta humedad hacia el norte. Los 6.905 habitantes del ayuntamiento se reparten por los 132 kilómetros cuadrados de superficie, con una densidad de 52,3 habitantes por kilómetro cuadrado, muy inferior a la media provincial, aunque tiene una importante aglomeración en Baio (681 habitantes) y en la capital municipal, Zas (462). Las fuentes de riqueza provienen en su gran mayoría de la ganadería y la agricultura. En Baio hay una importante actividad del comercio y se celebra una feria todos los meses.

UN POCO DE HISTORIA

Las tierras de Zas fueron lugar de asentamiento de importantes poblaciones a lo largo de la historia. De la época megalítica se conservan varios monumentos. El más sorprendente es el enorme dolmen Arca da Piosa, dentro de una gran explotación maderera a la que se llega por la carretera de Negreira a Muxía, poco antes de entrar en el término de Vimianzo. Otros túmulos dolménicos como el de Bermello, en Lamas, o el de Pedra de Vixía, cerca del anterior, sólo conservan valor para los especialistas, como también pasa con los conjuntos de mámoas que se hallan dispersos por lugares como Gandar, Os Cotóns en Mira, Vilardomato, etc.

Algo semejante sucede con los asentamientos de la época castreña. Muy cerca de la capital municipal se divisa el Castro de San Adrián, a cuyo pie está la iglesia barroca de esta parroquia, con hermosas vistas sobre el valle de Loroño. Otros como el Pico da Cruz en A Gándara, el de Brandomil, el Castro de Pazos, etc., destacan menos. Los restos romanos tienen más importancia. En la parroquia de Gándara, en una llanura conocida como Agra da Cruz, se ha descubierto tal cantidad de tégulas, ladrillos, molinos circulares, y otras piezas romanas del siglo III d. de C., que denotan la existencia de una gran villa del Bajo Imperio. Otra villa romana parece que estuvo en Brandomil, la mansión Brandimirum de la calzada Per Loca Marítima.

De la época sueva encontramos muchos topónimos como Gomariz, Gontalde, Gundar o Vilar Ramilo. El mismo nombre del Ayuntamiento «Zas», que se empezó a escribir Zas por intento de corregir el seseo, puede proceder de un vocablo suevo. A partir del siglo XV fue el condado de Altamira el que ejerció señorío sobre estas tierras desde su fortaleza de Vimianzo. Recientemente, en 1984, se diseñó el escudo del ayuntamiento. En él queda como recuerdo el señorío que ejercieron los Señores de Zas y Brandomil, Álvaro Núñez de Lamas y Señoráns, pues su emblema fue la torre y los perros. Las mazorcas de maíz que lo orlan hacen referencia a la riqueza agrícola de esta tierra. Va timbrado con corona real cerrada. Fue natural de Baio el poeta y humorista Enrique Labarta Pose (1863-1925). Pérez Lugín reflejó su personalidad en el personaje Barcala de su novela «La Casa de la Troya».

CULTURA Y OCIO

En Zas se encuentran muchos yacimientos prehistóricos o romanos, de interés para los aficionados a estos temas.

En el aspecto monumental destaca el Pazo de Torres do Allo y otros de menor magnitud como son los de Romelle, Daneiro, Edreiras y Foliente. La Torre de Lamas desapareció y de la de Sán Tirso de Muiño apenas quedan restos. En Brandomil se conserva un magnífico puente medieval.

Una de las iglesias más interesantes del ayuntamiento es la de la parroquia de Lamas, con un ábside de estilo gótico renacentista del siglo XVI y una nave barroca del XVIII.

La de Zas fue mandada construir en el 1540 por Álvaro Núñez de Lamas, familia originaria de dicha parroquia, según reza la inscripción en su tumba incrustada en el muro sur del presbisterio. En la fachada campa una piedra de armas. La iglesia de Baio debió de ser románica, pero fue totalmente reconstruida. Entre las pintorescas ermitas que se hallan en el término destaca la de A Santa, Santa Margarida, en Ponte Espiño La capilla tiene una hermosa piedra de armas en la que se ven las hojas de higuera de los Figueroa y la cabeza de lobo de los Moscoso entre otros. Está rodeada de una bonita carballeira. También está situada en un bello lugar, como en un belvedere sobre las tierras de Zas, la de San Roque, cerca de la carretera a Santa Comba. Hay varios cotos de caza y se practica la pesca deportiva en los ríos Grande do Porto, Baio y Allo.

CRUCEIROS

Los ayuntamientos de Santa Comba y Zas no son especialmente ricos en cruceiros, sobre todo si se comparan con otros próximos como Vimianzo o los marítimos. Sin embargo, merecen citarse dos ejemplares: En las cercanías de Romelle (Loroño), no muy lejos del pazo de ese nombre, puede contemplarse un cruceiro que llama la atención por su altura desde el suelo a la cruz, y debe tenerse en cuenta que en este caso, como es tradicional, su columna está trabajada a partir de un único bloque pétreo.

La plataforma es triangular y se corona con una bella cruz con las figuras del Cristo y la Madre. En las inmediaciones de otro famoso pazo, las Torres do Allo, en el extremo noroccidental de Zas y junto a la capilla que fue fundación de aquella casa, se encuentra una cruz de piedra sencilla y sin figuras.

Se trata de una antigua obra no muy posterior a la creación de las torres y montada sobre la misma muralla que bordea el atrio de ese curioso y pequeño templo. Llama la atención por la originalidad de su capitel y, aunque tiene aspecto quizá muy simple, es un ejemplo de ese tipo de cruceiro aún más popular, y sin duda más abundante, bien diferenciado de los decorados y con figuras.

TORRES DO ALLO

Lope Sánchez de Moscoso y Ulloa, el que se proclamó conde de Altamira en el siglo XV, tenía una fortaleza en el lugar donde ahora se alzan las Torres do Allo, pero los Reyes Católicos ordenaron su demolición, por juzgar que el poderoso conde atentaba contra la autoridad real.

En su lugar se levantó más tarde uno de los pocos pazos góticos de Galicia. Uno de los vasallos del conde de Altamira, Gómez de Riobóo, estaba casado con una descendiente directa del conde, Berenguela Sánchez de Moscoso. Su hijo, Gómez de Riobóo, el Viejo, fue el que construyó las Torres do Allo a finales del siglo XVI. Al llegar a las Torres do Allo, atravesando una larga avenida de carballos, lo primero que se ve, un poco alejada, es la capilla renacentista, contemporánea del pazo.

Su fachada tiene forma de arco de triunfo. Entre las pilastras se distinguen las figuras pétreas de Adán y Eva, inspiradas en las de la fachada del Hostal Real de Santiago. Coronando el pórtico preside la figura sedente de San Pedro, titular de la parroquia, y en el lateral meridional la de San Pablo en altorrelieve. El pazo está rodeado por una alta muralla. Tiene un cuerpo de edificio franqueado por dos torres y es de estilo gótico tardío, manuelino o isabelino, como se suele llamar. Sigue la escuela de Enrique de Egas, el que diseñó la fachada del Hostal Real de Santiago. Los torreones tienen puerta de arco de medio punto, balcón de piedra y una bonita ornamentación de arcos conopiales. En los escudos aparecen los blasones de Riobóo, Vilardefrancos y Moscoso.

LOS PAZOS

Además de las Torres do Allo se conservan en Zas varias casas fuertes. Algunas de ellas bien restauradas como la de Romelle. Situada en la parroquia de Loroño, no lejos de la capital municipal, tiene una gran torre almenada y una galería sostenida por columnas de piedra formando un porche.

Sube a la planta de la galería una buena escalinata. En el jardín hay una gran fuente con pileta circular y surtidor, y en los escudos se ve el árbol y las lanzas de los Caamaño, la cabeza de lobo de los Moscoso y una cruz potenzada. El pazo está rodeado de finca y muralla con buenas vistas sobre el valle.

En un lugar retirado y solitario, en la ladera del monte Brondo y en la misma parroquia de Loroño, se ha restaurado perfectamente el pazo de Edreiras. Un cuerpo de edificio, con corredor sostenido por columnas pétreas, tiene adosada la torre.

Algo separada se halla una bonita capilla con su campanil. Nada más que altere esa hermosa sencillez en un lugar de ensueño. Otro de los bien conservados es el de Daneiro, en la parroquia de Pazos, rodeado de una vasta explotación agrícola. Fue Fernando García de Daneiro, quien en 1616 fundó esta casa, legándola luego a su sobrino Fernando Varela de Figueroa, a cuyos descendientes sigue perteneciendo. Conserva una amplia fachada con lo que debió ser un cuerpo de torre en uno de sus extremos.

En él, junto a una ventana, sobresale un pequeño escudo con cuatro cuarteles: la cabeza de lobo de los Moscoso, las hojas de higuera de los Figueroa, las barras de los Varela y la M con corona de los Montenegro. Encima está colocada una piedra con estrella de cinco puntas. Otro pazo medianamente conservado es el de Foliente, en la parroquia de Mira, próxima a la capital municipal. Tiene una galería que corre por casi toda la fachada.

En el tramo corto de los muros se ve un escudo sobre un balcón con verja de hierro. En él aparecen las hojas de higuera de los Figueroa, un brazo empuñando espada y árbol de los Leis, el árbol con las lanzas de los Caamaño y otro de difícil interpretación. Delante y algo separada, la capilla. Las Torres de San Tirso de Muiño ya no son lo que fueron. Actualmente quedaron reducidas a casa de labranza. La puerta de acceso tiene un arco apuntado. Conserva también un corredor con tres pilastras que sostienen el tejado; tiene un indescifrable escudo. Tal vez algunos de los emblemas correspondan a los linajes de Figueroa, Pazos y Moscoso.

BRANDOMIL

En Brandomil sitúan algunos historiadores la mansión Grandimiro del Itinerario IV del emperador Antonino Caracalia. En realidad se han hallado restos romanos entre los que destaca un ara consagrada al dios celta Cosus.

El puente es llamado con frecuencia romano; puede ser que tenga fundamentos de esa época, pero la construcción que vemos hoy, al lado del nuevo viaducto sobre el río Xallas y en la cola del embalse de Fervenza, tiene las características constructivas del siglo XVI. El puente consta de cuatro arcos con una luz de 8,20 metros tres de ellos y otro más pequeño.

Los dos arcos centrales, que coinciden con el cauce normal del río, están formados por dos roscas con unos 20 centímetros de voladizo. Las bóvedas y los tímpanos son de sillería. Se conservan bien los pretiles y un tramo de calzada que se alarga por uno de sus extremos llegando a cruzar la carretera general. Hacia el otro extremo, a la derecha del sentido de la corriente del río, se alza el castro.

Baio

Parish of the municipality of Zas in the region Terra of Soneira. Ideal place for walking in the banks of the river, as well as through the enjoyment area and the awesome natural park of Piedra Watcher which is oak wood of Devesa. The new and old church are also interesting touristic points as well as the Romanesque house of the poet Labarta Pose and the called “Pharmacy Oak”. From the watchtower of the Peak of Meda, where the river do Porto o Grande was born, there are good panoramic of the municipality. The beauty of the municipality of Zas can be observed from the watchtower of the Peak of Meda where the river do Porto o Grande was born which waters almost all the municipality. The municipality also has a rich heritage: Arca da Piosa dolmen and the seven forts, where Saint Adrian and Brandomil highlight (here there is also a medieval bridge). The traditional architecture in the municipality has been kept, especially in some manors and barns.

Tours

• Dolmen de Dombate.
• Castro de A Cidade de Borneiro.
• A Carballeira.
• Pedra Vixía.
• Torres do Allo.
• La iglesia de O Allo.
• Cruceiro de Pazos.
• Conjunto etnográfico de los molinos.
• Batanes de Mosquetín.

Activities

Senderismo, Rutas en Bicicleta, Montañismo, Paseos a Caballo, Rutas Gastronómicas, Paintball, Tiro con Arco, Multiaventura, Deportes Acuáticos, etc...

15150 - BAIO (A Coruña) - 981.718.059 - reservasnada@hcasadovento.com - AVISO LEGAL

Acceso Propietario - Data managed and maintained by the owner - Information provided by © RuralesData.com